No obstante yo invariablemente he pensado que el casamiento nunca es solo eso sino emocion desplazandolo hacia el pelo un gran apego